Buscar
  • Susana Conde Dietista

Calamares en su tinta



Os dejo por aquí una receta sabrosa y típica de la cocina española. Los calamares en su tinta son un guiso tradicional que se preparan en un pis pas, forman parte de lo que se llama Batchcooking, o los tuppers de la abuela de toda la vida. También podemos cocinar y congelar por raciones de manera que tenemos un "fondo de nevera" para ir tirando y no caer en comer porquerías ultraprocesadas.


Si en vuestra pescadería encontráis pota no dudéis en hacer este guiso con ellas ya que queda mucho más sabroso. ¿Cómo distinguimos la pota del calamar? En realidad ambos pertenecen a los moluscos Cefalópodos, aunque no son iguales, el calamar es más "fino" por decirlo de alguna manera, si bien la pota para este tipo de elaboraciones en guiso es bastante más sabrosa. La diferencia a simple vista está en el color, la pota tiene un color más violáceo y su aleta forma un corazón y es más pequeña que la del calamar. Y también hay una diferencia importante en el precio, la pota es mucho más económica, por eso es importante diferenciarlas y que no nos den pota por calamar.


A nivel nutricional ambos son muy similares, muy bajos en calorías (apenas 80 por cada 200 gramos). Su proteína es de alto valor biológico y son ricos en Omega 3 tanto EPA como DHA (aportan por ración de 100 gramos aproximadamente 0,5 grs). Además son ricos en Yodo y Selenio (ambos importantes para tener una correcta función tiroidea) y tienen un buenísimo contenido en vitamina B12. Su contenido en colesterol es elevado.


Vamos con la receta:


Ingredientes:


1 kilo de potas

250 gramos de tomate triturado o 50 gramos de tomate concentrado

100 gramos de cebolla

50 gramos de vino blanco

25 gramos de aceite de oliva virgen extra

Tinta de calamar (2 sobres)


Preparación:


Limpiamos y cortamos las potas y reservamos. En una olla pochamos la cebolla en el aceite de oliva. Cuando esté transparente añadimos las potas cortadas y dejamos que se pasen un poco. Cuando han cambiado de color y reducido bastante su tamaño (dejan un montón de agua, es normal) añadimos el tomate, y la copa de vino con la tinta disuelta. Tapamos y dejamos que se cocine a fuego suave hasta que reduzca los líquidos y la salsa quede espesa. IMPORTANTE: No espesar con harinas.


Una vez fríos podemos congelarlo en raciones y tenemos salida para varias veces.

Y tu ¿con qué los acompañarías?


VALORACIÓN NUTRICIONAL por 100 grs.


Energía: 85.7 kcal/359 kjul

Hidratos de carbono: 2.1 grs.

de los cuales azúcares: 2.1 grs.

Proteínas: 11 grs.

Grasas: 3.3 grs.

de las cuales saturadas: 0.61 grs.

poliinsaturadas (Omega 3): 0.6 grs.

Colesterol: 107 mg.



92 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo